Conviene hacer una visita al veterinario antes de viajar para certificar que nuestro perro se encuentra en perfectas condiciones de emprender la marcha. Compruebe que su cartilla de vacunación esta actualizada y aproveche para conseguir comprimidos contra el mareo si lo necesita su perro.

No se olvide de comprobar si está permitido el acceso de su compañero de viaje al hotel o lugar donde se vaya a hospedar. Seria conveniente bañarle, cepillarle y cortarle las uñas, sobre todo si el viaje va ha durar mucho tiempo, es posible que no encontremos un sitio apropiado en el lugar a donde nos dirigimos.

perro labrador en un trasportin dentro de un coche

En caso de que nuestro perro sea todavía cachorro tenemos que tener en cuenta una serie de recomendaciones:

– Si no tiene todavía puesto el microchip debemos identificarle poniendo nuestros datos en el collar para que nos puedan localizar en caso de extravío.

– Una cosa positiva es que si le acostumbramos desde pequeño a viajar no dará problemas en un futuro.

– Debemos de tener en cuenta que un cachorro requiere más cuidados que un perro adulto, no podemos dejarle mucho tiempo encerrado en una jaula sin sacarle a hacer sus necesidades o darle agua.

– Para una buena educación no conviene jugar con él dentro del coche, acostumbrémosle a que viaje tranquilo.

– No dejemos a nuestro perro en el coche cerrado si la temperatura es alta, si no tiene una buena ventilación podría sufrir el llamado “golpe de calor”.

Alguna de las recomendaciones para los cachorros, las podemos aplicar a un perro adulto, por ejemplo, parar cada dos horas más o menos para sacarle a dar un paseo corto, puede aguantar más para hacer sus necesidades, pero intentaremos no forzarle.

Si le vamos a llevar al extranjero necesitamos saber los requisitos que nos piden en la aduana para acceder al país, tengan en cuenta que en países como Inglaterra los inconvenientes debido a sus leyes son innumerables: Hay que solicitar la entrada al país con bastante tiempo de antelación, las revisiones veterinarias deben ser por un veterinario autorizado, algunas vacunas son distintas de las habituales en España,…

Lo importante es que nos informemos bien de los tramites en la embajada correspondiente al país que queremos visitar.

Para viajar en avión necesitamos ver el reglamento de IATA para saber donde y como podemos transportar a nuestro animal, depende de muchos factores como el peso del perro, si nuestra jaula está homologada para transporte de animales, ver las medidas para que el perro tenga suficiente espacio, etc.

Después cada compañía tiene sus requisitos específicos, esto sucede tanto para viajar en avión, como en tren, barco, autocar y taxi.

Existe una excepción a la hora de admitir animales, los famosos perros guía, existe una normativa que los protege para viajar de forma gratuita junto con la persona invidente si va provisto de bozal y correa. Lamentablemente esta normativa todavía no contempla los perros de asistencia que ayudan a discapacitados físicos, psíquicos o sensoriales.

Con la colaboración de todos lo conseguiremos.

Enrique Solís Álvarez
Director Técnico y Adiestrador de LealCan

banner-lealcan-articulos3646 444 555 – info@lealcan.com

lealcan.com

Artículos relacionados

cachorro gris mirando fijamente a la cámara con los ojos muy claritos y con una pelota roja entre las patas

Pre-Adiestramiento de cachorros Tras varios años de experiencia en adiestramiento a domicilio y modificación de conducta, nos dimos cuenta de que la mayoría de problemas con los que nos encontrábamos, podían haberse prevenido con unasocialización adecuada

cachorro tumbado con la cabeza apoyada en el suelo mirando hacia arriba

No es fácil ser perro. Todos los que tenemos perro lo hemos llevado a casa esperando que sea un compañero de por vida, y que siga nuestros pasos, vayamos dónde vayamos. Un compañero fiel que nos entienda cuando tenemos estrés o cuando estemos tristes y que se adapte a cualquier situación de nuestra vida diaria…

cachorro de labrador mirando un cuenco de comida y con bolas de pienso fuera

Alimentación y cuidados Es importante ponerse en manos de profesionales cuando nos referimos a la salud y el bienestar de nuestroperro

Labrador color chocolate sentado de espalda con arnés de paseo

¿Por qué un arnés y no un collar? Siempre recomiendo arneses, nunca collares, y para todos los perros y eso por varios motivos ,La tráquea es una parte del cuello muy sensible.Un collar, aunque sea ancho y suave, ejerce una presión fuerte sobre la tráquea, si la correa está tensa o incluso damos tirones con ella.Muchos perros son tratados en el veterinario por ‘tos crónica’ y nadie se da cuenta que se trata de una traqueítis por presión y mal uso de un collar…