En el Hospital Niño Jesús de Madrid se ha estrenado una terapia pionera en la que el equipo medico será ayudado por un “equipo canino” en el tratamiento de adolescentes afectados por trastornos de la alimentación como la anorexia o la bulimia nerviosa. Además servirá de base para un estudio con el que demostrar resultados reales en su aplicación.

Los perros colaborarán captando la atención de los niños, generando en ellos un ambiente de confianza que les ayude a superar los bloqueos inherentes a sus casos.

Nos gusta saber también que los perros irán siempre sueltos, prestando atención a sus necesidad, proporcionándoles un área adecuada de descanso.

Nos alegra escuchar de estas iniciativas y nos parece un avance en las intervenciones asistidas con animales.

Podéis encontrar la información completa en la página web del periódico ABC.