Adiestramiento de perros de asistencia en LealCan

Uno de los servicios de LealCan es el Adiestramiento de perros de asistencia, dirigido a todo tipo de usuarios y recibiendo un trato personalizado en función del perfil de cada persona.

¿Qué son los perros de asistencia?

Definición de Perro de asistencia: Aquel que ha sido adiestrado para auxiliar a las personas con discapacidad física en el desarrollo de las labores propias de la vida cotidiana, tanto en su entorno privado como en el entorno externo. Esta definición es la que se esta generalizando y consensuando desde el Foro de trabajadores de IAA (Intervenciones asistidas con animales) al que pertenece la Asociación LealCan para que todos podamos utilizar los mismos términos..

Perro de servicio Dalmata con Enrique Solís de LealCan en silla de ruedas Enrique Solís de LealCan con perrita mestiza actuando como perro de servicio Golden retriever abriendo una puerta bajo la señal de Enrique Solís de LealCan - perro de servicio

Dentro de los perros de asistencia, también entran los Perros señal o perros para sordos, destinados a ayudar a discapacitados con algún tipo de problema auditivo. Su función principal es reconocer distintos tipos de sonido y avisar a su guía. La definición más extendida es: Aquel que ha sido adiestrado para avisar a las personas con discapacidad auditiva de distintos sonidos e indicarles su fuente de procedencia.

Otro tipo de entrenamiento con perros de asistencia son los perros guía, destinados a ayudar a personas invidentes (de los que se ocupa casi en exclusiva la “Fundación ONCE del perro guía”). Conocidos por todos, estos perros, han conseguido una gran aceptación en la sociedad pero, como hemos visto, no son la única modalidad de trabajo que existe. La definición consensuada es: Aquel que ha sido adiestrado en centros especializados para el acompañamiento, conducción y auxilio a personas con discapacidad visual.

Perro guía en formación llevado por Enrique Solís de LealCan con el arnés de trabajo, es un pastor alemán.

Desde hace poco, también se reconoce dentro de los perros de asistencia a dos tipos más:

El Perro de alerta médica: Aquel que ha sido adiestrado para avisar de una alerta médica a aquellas personas que sufren diferentes patologías pueden  llegar a comprometer su vida.

Y el Perro de TEA: Aquel que ha sido adiestrado para mejorar los niveles de seguridad, aumentar la socialización y mitigar las conductas disruptivas de personas con trastorno del espectro del autismo.

perro de TEA (trastorno del espectro autista) en entrenamiento por la calle Perro de TEA en entrenamiento junto con los usuarios y Enrique Solís de LealCan como instructor de perros de asistencia

Debemos destacar que no se trata simplemente de un perro. Los perros de asistencia ayudan a personas a superar las limitaciones de sus discapacidades y las barreras de su entorno. Cualquier persona que tenga una condición física o psicológica que limita sustancialmente su vida, podría tener un perro de asistencia. Además de ser un animal de utilidad por la ayuda que presta en situaciones cotidianas, es muy importante la ayuda emocional que consiguen dando seguridad y confianza al usuario.

El perro de asistencia no debe ser de una raza determinada, lo importante es que se adapten las características físicas del perro a la función que va a desempeñar y tenga un carácter dócil, sea tranquilo, afectuoso y que su comportamiento sea previsible. Una vez aprendidas las señales de obediencia, debe ser un perro equilibrado y con un comportamiento adecuado para vivir en sociedad. Nuestra primera opción a la hora de entrenar un perro de asistencia, siempre es trabajar con perros de adopción, pero también entrenamos perros que ya estén viviendo en casa del usuario, si tras hacer una valoración inicial, vemos que tiene las capacidades necesarias para poder llegar a realizar la función que se le solicita. Al entrenar perros de los propios guías o ayudar a seleccionarlo en albergues de adopción, el coste del entrenamiento se reduce considerablemente.

perro de asistencia en IFEMA abriendo un transportin con su entrenador Enrique Solís de LealCan Dalmata en posición de quieto tumbado, al lado de la silla de ruedas con su entrenador Enrique Solís de LealCan perro de asistencia abriendo una cajonera y recogiendo un objeto de dentro, en el recinto ferial con su entrenador Enrique Solís de LealCan

Por otro lado, están los Perros de Terapia o de ayuda social, las labores que desempeñan estos perros están englobadas dentro de las I.A.A (Intervenciones Asistidas con Animales)Con este tipo de trabajo tratamos de ayudar a los terapeutas en su labor de mejorar la salud emocional de estos pacientes, proporcionándoles actividades de interacción con los perros.

Los destinatarios que pertenecen a este grupo son: discapacitados psíquicos (destacamos el trabajo con TEA, trastorno del espectro autista), personas con trastornos psicológicos… También se trabaja en residencias de ancianos, centros penitenciarios, centros de drogodependientes, etc.

¿Por qué recurrimos a los perros?

Una de las razones es la mejora en la calidad de vida de los usuarios de perros de asistencia. Como dato importante, el 90% de las personas en silla de ruedas prefiere la compañía de un perro, antes que una silla eléctrica; y es que, el perro hace mucho más que tirar de la silla si fuera necesario, es también un compañero y un amigo.

La decisión de una persona con discapacidad de adquirir un perro de asistencia debe estar bien pensada, ya que tiene que conocer de antemano las capacidades y limitaciones de estos perros y sobre todo el impacto que puede tener en su estilo de vida.

El perro y la persona forman un equipo, una unidad capaz de superar juntos muchas dificultades, tanto físicas como emocionales.

SI NECESITAS UN PERRO DE ASISTENCIA, PODEMOS ASESORARTE

Contacta con nosotros

Por teléfono al 646 444 555 o por mail a info@lealcan.com

banner-lealcan-articulos3646 444 555 – info@lealcan.com

lealcan.com