Aprender a entender las conductas de tu perro… El estímulo discriminativo.

Quizás te suene un poco a término rebuscado, pero tiene mucha importancia para dar explicación a ciertas conductas de tu perro. Por este motivo vamos a explicar los estímulos discriminativos: ¿qué son y por qué importan?

La definición según la psicología es: aquellos estímulos que señalan la probabilidad de que una determinada respuesta sea reforzada o castigada. La presencia de un estímulo discriminativo hace más probable la aparición de las respuestas que han sido reforzadas en su presencia y menos probable la aparición de aquellas que han sido castigadas en su presencia.

Ahora lo voy a explicar de forma más coloquial con un ejemplo:

El jueves estaba cocinando la cena y, mientras cortaba la zanahoria encima de la tabla de madera que iba a echar en la cacerola, mi labrador vino corriendo a la cocina y me miró expectante. En este caso, el sonido de cortar zanahoria es un estímulo discriminativo para él. El sonido es un predictor de que si él entra en la cocina le podrían recompensar por mirar expectante. A veces, la recompensa serán trozos de zanahoria cortados.

Perro entrenando con su guía

La importancia del estímulo discriminativo

Muchas señales que usamos en la vida diaria o el entrenamiento de animales también son estímulos discriminativos. Como decir la palabra “quieto” con alguna experiencia anterior, los animales pueden aprender que esta señal específica predice que podrían ser recompensados si no se mueven cuando oyen esta palabra (señal) específica. O como cuando se acerca la hora del paseo, empezamos la rutina de prepararnos para la salida, finalmente cogemos las llaves y la correa en la mano, no le damos al perro ninguna señal verbal que le indique el paseo, pero por la cantidad de conductas que el perro nos ha visto realizar (estímulos discriminativos) el perro ya sabe que va a salir (recompensa).

También un estímulo discriminativo puede predecir un castigo. Por ejemplo, cuando un perro ha roto algo en casa, llegas del trabajo y en alguna ocasión se le ha castigado después de decir, “¿qué has hecho?”, en próximas oportunidades solo con el hecho de llegar a casa y decirle, “¿qué has hecho?”, el perro puede predecir un castigo y actuar dando conductas de apaciguamiento o evitación.

Así pues, los perros que posean más habilidad para detectar los estímulos discriminativos emitidos por los guías tendrán más éxito en obtener los diversos reforzadores y aprenderán cada vez más rápidamente a comunicarse con ellos. Desde este punto de vista, el aprendizaje juega un papel fundamental en la emisión de estas señales comunicativas.

Los guías se convierten en estímulos discriminativos para la aparición de actividades y de diversos refuerzos. Sin embargo, con el tiempo, pasarán a ser reforzadores secundarios. De este modo, la habilidad de los animales de transmitir señales comunicativas de sus necesidades o intereses a sus guías les permite obtener un mayor número de refuerzos.

El estímulo discriminativo en la vida cotidiana

Los estímulos discriminativos están presentes todos los días de nuestra vida, todo el tiempo. Existen tanto en el adiestramiento formal de nuestros animales, como en nuestras interacciones más corrientes. Nos ayudan a tener más sentido del mundo, es decir, qué “ocasiones y/o situaciones” valen la pena para ofrecer ciertos comportamientos y en cuáles “ocasiones y/o situaciones” no vale la pena ofrecer comportamientos. Nos ayuda a no gastar energía innecesaria y hace que el mundo sea un lugar más predecible.

 

María del Carmen Pérez
Educadora canina de LealCan

Logo de LealCan Adiestramiento.646 444 555 – info@lealcan.com

lealcan.com

Artículos relacionados:

kenal en el aire saltando encima de enrique solis con un cartel de lealcan detrás

Señales u órdenes. Os indicamos los tres términos que os encontraréis para nombrar el antecedente, señales, ordenes y comandos, pero nosotros siempre utilizamos la palabra señal, ya que en las lineas de adiestramiento en positivo preferimos proponer al perro un comportamiento y darle las gracias por realizarlo, no ordenárselo…

Boxer con arnés puesto mirando hacia arriba

Comunicación con tu perro. Es muy común encontrarse con una larga charla de adiestradores en la que se debate si para un caso concreto se está usando refuerzo positivo, castigo positivo, castigo negativo o refuerzo negativo. Para intentar atenuar estas discusiones se analizarán algunas manidas definiciones del conductismo para después pasar a ejemplificar con una serie de casos prácticos…

perro con una camiseta puesta y con una medalla colgada del cuello, en brazos de una corredora de canicross y mirándose a los ojos

Vínculo. Vínculo, en el sentido estricto de la palabra, significa “una unión o atadura de una persona o cosa a otra”. Si se apodera de nosotros la curiosidad y rebuscamos un poco más arriba en el diccionario podemos leer qué significa vincular, definido como “someter la suerte o el comportamiento de alguien o de algo a los de otra persona o cosa”.

siete cachorros de labrador comiendo en un cuenco cada uno todos en linea, con su madre detrás mirando

Factores que influyen comportamiento de nuestro perro. Para poder explicar los factores que van a influir en el correcto desarrollo del comportamiento de nuestro perro, es conveniente analizar cuáles son las etapas de su desarrollo…